Cuidados del ajolote

Ajolote blanco visto a modo espejo

Este anfibio de agua dulce necesita las siguientes condiciones para vivir en condiciones óptimas:

Un pH que no baje de 6,5 ni suba de 7,8, siendo el recomendable uno de 7.

Temperatura distinta entre los adultos y las crías recién nacidas. Los adultos se encuentran mejor con una temperatura que ronden los 15-18 grados todo el año, sin llegar a superar los 22 grados, mientras que las crías recién nacidas necesitan un clima ligeramente más cálido, entre 22 y 24 grados al inicio, no superando nunca los 25. Los grados deben ir reduciéndose progresivamente en las crías más grande del orden de 1º cada 2 o 3 días aproximadamente.

Como se indicó al principio, son de agua dulce, por lo que no toleran vivir con una salinidad que supere el 5% con una densidad relativa de 1.000.

El carbonato cálcico no debe ser superior a los 150 mg/l, con GH 6-16ºdh y. KH 3-10ºdh.

Concentración superior al 80% de oxígeno disuelto.

Dióxido de carbono no superior a los 5 mg/l.

Los nitratos no deben superar los 20 ppm

Los nitritos tampoco es aconsejable que sobrepasen 1 mg / l (ppm) al ser muy tóxicos para este animal.

El cloro es otro de los enemigos más importantes del axolote, pues debe haber 0 mg/l. Es muy importante el uso de declorantes efectivos para la eliminación completa tanto del cloro como de las cloraminas.

Ajolote albino pequeño visto de perfil

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies