Qué come el ajolote

Ajolote negro pequeño visto de frente con branquias abiertas

Estos animales carnívoros se alimentan de pequeños organismos como peces y crustáceos de ríos y lagos, larvas de insectos, babosas, lombrices, renacuajos, gusanos y dependiendo del tamaño también pueden cazar algún pez.

En cautiverio se les puede alimentar con tenebrios, grillos (les encanta cazarlos cuando están flotando), croquetas especiales para tortugas, larvas e incluso algún trozo pequeño de carne cruda, aunque este último en menor cantidad o incluso evitándolo, ya que no son su dieta habitual y se les puede complicar la digestión.

Para entrar más en detalle:

Los grillos suponen un aporte muy rico de proteínas, pero no son los únicos insectos terrestres que pueden comer, sino que podemos darle cualquier insecto que no sea venenoso.

Las lombrices de tierra también les encanta, pero es recomendable limpiarlas primero para evitar que ingieran tierra innecesariamente.

Los alimentos de tortugas son ideales, especialmente por el aporte nutritivo que contienen y la comodidad a la hora de proporcionárselo.

Otros pescados pequeños también son un manjar para ellos, pero hay que evitar que sean muy grandes ya pueden suponer otra digestión pesada o incluso complicarse más de lo necesario.

En la variedad está el gusto, y lo ideal sería darles de todo un poco para asegurarnos que reciben una dieta correcta y equilibrada, además de que no se acostumbren los mismos sabores.

Ajolote gold y ajolote albino pequeños sobre arena

Cuando sean pequeños, lo recomendable es alimentarles cada 1 o 2 días y cuando ya sean más grandes (que alcancen los 18 – 20 centímetros) podemos hacerlo cada 2 o 3.

Con respecto a la cantidad, ellos mismos saben donde está su límite. Cuando hayan comido lo suficiente, verás que el ancho de su barriga es igual que el ancho de su cabeza.

No es aconsejable ponerles más comida de la que vayan a comerse, ya que puede empezar a descomponerse y causar problemas en la calidad del agua.

No interesa dejarlos sin comer varios días si tenemos varios, ya que pueden sacar a la luz su parte caníbal y comerse entre ellos.

Consejos adicionales:

Descongelar previamente todos los alimentos que vengan congelados, como las lombrices, ya que pueden suponer un problema al tratar de ingerir un cubito tan grande y el hielo no hará bien en su intestino.

Hidratar los alimentos que vengan deshidratados, ya que será más fácil su manipulación e ingestión por parte del ajolote.

Ajolote albino visto de cerca con ajolote blanco de fondo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies